La importancia de conocer tu Voz

Todos los grandes maestros lo dicen, “conócete a ti mismo”.

Pues así mismo digo yo con la voz. Conoce tu propia voz. Vas a convivir con ella durante muchos años si todo va bien. A través de ella te comunicas con el mundo exterior y pones palabras a lo que piensas, sientes y sabes. Tu voz es el puente entre ese adentro y ese afuera que tantas veces al día cruzamos. Ni qué decir tiene si, además, cantas. Hay muy pocos instrumentistas que no sepan cómo se llaman las partes de su instrumento, qué papel juega cada parte y cómo se combinan entre sí para crear diferentes sonidos. Sin embargo, hay muy poca gente que canta que sepa tal cosa acerca de su instrumento vocal. Y lo más fuerte es que hay muchísimos cantantes (gente que se dedica a cantar profesionalmente) que tienen un completo desconocimiento de la voz como instrumento. 

Antiguamente no se encontraba demasiada información al respecto de la voz como instrumento. Pero hoy día, ya hay mucha investigación e información actualizada. Sólo hay que preocuparse un poco de buscar fuentes “actuales” para saber más acerca de la voz humana. 

Es un camino fascinante e inagotable. Y es necesario. 

Necesario para saber de lo que estamos hablando cuando hablamos de voz, de hablar, de cantar, de sonido, de cuerpo humano, de emoción, de expresión, de interpretación, etc.

Es necesario salir de la comparación entre mi voz y la del vecino, de mi manera de hablar y la de la chica de la librería, de mi manera de cantar y la de mis compañeros, de mi sonido natural y el de otros. 

Siempre vamos a sentir que los demás lo hacen mejor que nosotros o tienen una voz más bonita que la nuestra o pronuncian mejor que nosotros. Y esto es por desconocimiento de la propia voz y sus recursos. 

Deja de perder el tiempo mirando hacia afuera. Deja también de compararte y empieza a mirar tu voz, a darle un espacio y a conocerla. Busca cuales son sus puntos fuertes y sus puntos flacos a fin de poder potenciar lo fuerte y pulir lo flaco, sabiendo que la buena noticia es que tu voz es única y eso justamente es lo bueno. Eso es lo que la hace especial. 

Estudia. Invierte tiempo y dinero en ella porque te lo va a agradecer mucho. Porque la vas a hacer cada vez más grande y más segura. 

Sácala del rincón, ponla a brillar y ámala. Porque sólo tienes una, esa, y esa una es maravillosa.

Caro Guiral.  

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba